¿Qué son los preservativos femeninos?

¿Qué son los preservativos femeninos?

Los preservativos femeninos tienen muchos de los mismos atributos y ventajas que los masculinos. Ayudan a prevenir el embarazo al impedir que el esperma entre en la vagina durante las relaciones sexuales. También protegen contra las infecciones de transmisión sexual (ITS), como el VIH/SIDA y la hepatitis viral.

Los condones femeninos son bolsas de látex que se introducen en la vagina. Tienen anillos de goma flexibles en cada extremo. Un extremo sostiene el condón en la vagina como un ancla y el otro extremo permanece fuera de la vagina durante las relaciones sexuales.

¿Cómo se utiliza un condón femenino?

Es importante leer las instrucciones antes de usar un condón femenino. Siga cuidadosamente las instrucciones para colocarlo correctamente. Para usar un condón femenino, introdúcelo en la vagina antes de tener relaciones sexuales. El anillo interno del preservativo debe introducirse en la vagina hasta el tope, contra el cuello del útero. El anillo externo debe permanecer fuera de la vagina. Ten cuidado de no romper o torcer el condón mientras lo insertas.

Durante la relación sexual, el pene de tu pareja debe entrar en el condón sin hacer ningún contacto directo con tu vagina. Después de la relación sexual, gira el anillo externo del condón y sácalo suavemente de tu vagina. Tenga cuidado de no derramar semen mientras lo retira. Puedes introducir el condón femenino hasta ocho horas antes de la relación sexual, pero debes retirarlo inmediatamente después de la eyaculación.

Puedes usar lubricante o espermicida para mejorar la comodidad y la eficacia del condón femenino. Nunca jamás lo uses con un condón masculino. La fricción entre ambos condones puede hacer que se rompan y fallen. Nunca reutilices un condón femenino.

¿Qué tan efectivos son los condones femeninos?

Al igual que los preservativos masculinos, los preservativos femeninos son muy eficaces cuando se usan de forma correcta y constante. Las investigaciones sobre la tasa de éxito en el uso de los métodos anticonceptivos de barrera, se dividen en dos categorías: uso perfecto o uso típico. En realidad, pocas personas usan el preservativo femenino perfectamente cada vez.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), el índice de fracaso en el uso típico de los condones femeninos es del 21 por ciento. Esto significa que por cada 100 mujeres que utilizan los condones femeninos como único medio de control de la natalidad, hay 21 embarazos accidentales por año. Esto hace que los condones femeninos sean sólo un poco menos efectivos que los masculinos. Tienen un índice de falla de uso del 18%.

Cuando se usan correctamente, los condones femeninos también pueden ayudar a detener la propagación de las enfermedades de transmisión sexual.

¿Cuáles son los beneficios del uso de los condones femeninos?

Los preservativos femeninos ofrecen muchos de los mismos beneficios que los masculinos. Algunos de sus beneficios únicos incluyen:

  • conveniencia
  • asequibilidad
  • la falta de efectos secundarios
  • protección contra el embarazo no deseado y las infecciones de transmisión sexual
  • no se requiere una erección masculina para su uso
  • no contiene látex
  • aumento de la excitación sexual

Los preservativos femeninos son ligeramente más caros que los masculinos. Cuestan un promedio de 3 dólares cada uno. Puede encontrarlos en la mayoría de las farmacias, supermercados y centros de salud.

Un beneficio potencial del condón femenino es que permite a las mujeres asumir una responsabilidad más activa e independiente en la prevención del embarazo y la propagación de las infecciones de transmisión sexual. Cuando usas condones femeninos, no necesitas depender de tus parejas masculinas para que te proporcionen y usen sus propios condones. Puedes insertar un preservativo femenino hasta ocho horas antes de la relación sexual, por lo que también te permite prepararte para la relación sexual con antelación.

Deja un comentario

Cerrar menú