5 consejos a tener en cuenta antes de contratar a un terapeuta online

5 consejos a tener en cuenta antes de contratar a un terapeuta online

Lo creas o no, encontrar al terapeuta adecuado puede ser como tener una cita. Justo cuando crees que has encontrado a “El Elegido”, te sorprendes al darte cuenta de que no era bueno para ti en absoluto. Pero eso es normal, sobre todo en el mundo actual, tan saturado.

Así que no pierdas la esperanza. Aquí tienes algunos consejos de PsicoPartner para encontrar terapeutas en Internet, tanto si eres principiante como si llevas tiempo buscando:

1. Pida referencias

Pida primero referencias a sus amigos y familiares. Si no te sientes cómodo con eso, también puedes preguntar a profesionales de confianza con los que ya trabajas (por ejemplo, tu abogado, dentista, médico, etc.). No hace falta que expliques por qué estás preguntando. Puedes utilizar este sencillo guión de la psicóloga clínica Elvira G. Aletta

“Tengo algunos problemas y me gustaría consultar a un terapeuta al respecto. ¿Me recomiendas alguno?”.

2. Busca las credenciales.

Una rápida búsqueda de alguien en Google debería revelar al instante algo sobre él. Cosas como reseñas de clientes, credenciales, universidades a las que ha asistido, deberían ser fácilmente accesibles.

Si no está seguro de qué tipo de terapeuta contratar, puede empezar con alguien que tenga un título en asesoramiento, psicología o un campo relacionado. Eso se llama consejero profesional licenciado (LPC). Si sufres de TOC, ataques de pánico o TEPT, puedes consultar a un trabajador social clínico autorizado (LCSW) o a un trabajador social autorizado (LSW). En el caso de la esquizofrenia, el trastorno bipolar o la depresión, se recomienda consultar a un psiquiatra o psicólogo con mucha experiencia.

Lleva una lista de nombres de posibles candidatos con los que te sientas bien trabajando.

3. Comprueba si hay química, y aprende a detectar las banderas rojas.

Escucha la intuición. A menudo, es tu primera defensa contra los terapeutas con los que no serás compatible. Por ejemplo, si miras su foto de perfil y te parece que la foto glamurosa parece superficial, puede que tengas razón. O si acabas de salir de una consulta gratuita de 15 minutos y sientes que te interrumpe en cada frase, quizás sea mejor que vuelvas a la mesa de dibujo.

Conoce tus rasgos negociables de los no negociables. Esto es para que no sientas que tienes que conformarte con alguien por cualquier motivo.

4. Sé sincero con tu presupuesto.

Si tienes suerte, el servicio de atención al cliente de tu compañía de seguros puede ayudarte a buscar opciones razonables que estén incluidas en tu póliza. También puedes hacer tu propia investigación de lo que es asequible para ti. ¿Recuerdas tu lista? Empieza por ahí. Llama o chatea con ellos para preguntar por las tarifas o los descuentos.

Hoy en día, también existe la opción del asesoramiento electrónico. Esto puede ponerte en contacto con todo tipo de expertos cerca de ti o incluso en el extranjero. Sitios web sobre temas psicológicos tiene decenas de reseñas de clientes que demuestran su buena trayectoria. Es una gran alternativa, especialmente para aquellos que no se sienten cómodos con las sesiones físicas.

5. Tenga paciencia.

¿Se siente frustrado después de semanas o meses de búsqueda? No te rindas. A veces, incluso se necesitan años de aciertos y errores para encontrar al terapeuta online ideal para ti. Y no pasa nada. Lo importante es que no te conformes con alguien que no tenga en cuenta tus intereses.

Pero una vez que encuentres a “El Elegido”, todo merecerá la pena. No sólo podrás solucionar por fin los problemas que tienes, sino que además estarás en camino de un futuro más esperanzador.

Deja un comentario

Cerrar menú